PAQUETE ILEGAL DE ANTEJUICIO FRAGUADO POR CICIG, MP Y CSJ CONTRA EL PRESIDENTE, DETUVO AYER PLENARIA DEL CONGRESO

PAQUETE ILEGAL DE ANTEJUICIO FRAGUADO POR CICIG, MP Y CSJ CONTRA EL PRESIDENTE, DETUVO AYER PLENARIA DEL CONGRESO
Por J. Federico Rodríguez-Paúl L.

En la sesión plenaria del Congreso de la República efectuada la tarde de ayer lunes 11.9.17 el paquete ilegal de antejuicio fraguado por la mafia internacional que se mueve en rededor de la CICIG, el Ministerio Público y la Corte Suprema de Justicia en contra del presidente Jimmy Morales Cabrera, fue detenido en definitiva, por una votación mayoritaria absoluta de 104 contra 25 votos. Con lo que queda comprobado una vez más, que si bien es cierto que la corrupción deja tristes huellas para nuestro país casi con el mismo cambio del siglo, quienes hoy la representan en nuestro Organismo Legislativo, no significan más de un 15.88% . Lo que sigue siendo vituperable, aunque al mismo tiempo explicable. Sobre todo si tomamos en cuenta la manifiesta ignorancia y compromiso políticos adquiridos por parte de esa pequeña minoría, que muy bien podría estar comprada por los ágiles aparatos internacionales que trabajan en la destrucción del marco legal guatemalteco, y los que en resumidas cuentas nunca antes se vieron tan ampliamente favorecidos en sus operaciones como ahora, por las enormes lagunas en el imperio de la ley creadas por la asociación del procurador de los derechos humanos del mismo Congreso y la “Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala” (CICIG) que muy lejos de ser “mal necesario” es el mal que urge arrebatar cueste lo que cueste, de las manos de los enemigos de la libertad y el orden en Guatemala y ponerlo a funcionar como lo hacen actualmente los hermanos países de El Salvador y Honduras.

Recordemos que la CICIG es producto de un convenio entre el gobierno guatemalteco y la Organización de las Naciones Unidas cuyo mandato no puede ser más expreso en el mismo, que era la persecución de los cuerpos ilegales de seguridad y aparatos clandestinos de seguridad, como una secuela de la intervención de Naciones Unidas después de la recordada MINUGUA, que llegó a conclusiones en cuanto “memoria histórica” sumamente erráticas, especialmente por toda la defensa y justificación que el racista Dr. Christian Tomuschat, en su mal recordado informe “Memoria del silencio” hace del deplorable papel jugado por la proyección de la revolución guerrillera de Fidel Castro hacia Latinoamérica, con su respectiva, inconcebible o desquiciada máxima de atribuir a los Estados Unidos de América la “culpa” de que en Guatemala se desarrollara un conflicto armado interno que, únicamente a un necio o burócrata improvisador para salir del paso, podía ocurrírsele que solo treinta y seis años había durado….todo lo que fue motivo de escándalo para el entonces Excmo. Embajador de EEUU aquí, Mr. Donald Planty. Éste es un diplomático de verdad pues todavía vive, pero cuyas quejas, luego de casi dos décadas de descomposición política en su propio país, quedaron en el olvido. El oleaje de combate al narcotráfico y los migrantes ilegales en que convierten su diplomacia nos lleva a situarnos en el aún reciente momento en que aquel “convenio” fue groseramente forzado de renovarse y tergiversado por el ex presidente de los Estados Unidos Joe Biden —líder de los más fanáticos extremistas “liberal democrats” o “comunistas blancos” del partido Demócrata de ese país— en marzo de 2015. Aquella acción, otra puñalada más por la espalda a Guatemala, propia de las elites herederas del odio contra nuestro país que desató Jimmy Carter, más tarde continuado desde su actividad subversiva como primera dama de los Estados Unidos por Hillary Rodham Clinton y, últimamente, por Barack Obama, registra graves daños a la institucionalidad y estabilidad económica en Guatemala.

Y es que solamente a un gángster de la injerencia gubernamental revolucionaria como Biden, podía ocurrírsele que los partidos políticos sean tratados como “aparatos ilegales de seguridad”, usando la cortina de humo de una comisión con semejante mandato podía suplir la vigilancia en cuanto a que los aún ficticios fondos de la “alianza para prosperidad” que se sacó de la manga no cayeran en manos del saqueo generalizado del estado. Disposición asimismo comprensible en Biden, desde el punto de vista de su objetivo busca socavar el sistema democrático y la confianza en el sistema elecciones generales de parte de los ciudadanos y su educación en este sentido. En esto no debe olvidarse que los gobiernos republicanos de los EEUU han invertido decenas de millones de dólares, con una visión diametralmente opuesta a la del proyecto revolucionario Obama-Castro-cese del embargo económico sin sistema democrático y partidos políticos ni “justicia transicional”. Acción de igual o parecida especie a la desarrollada por la concertación demócrata de los Clinton, al favorecer los procesos electorales que llevaron a Hugo Chávez al gobierno de Venezuela —acompañada de los cantos de sirena anti-corrupción mantenidos por la prensa pro-castrocomunista internacional— que terminaron destruyendo la institucionalidad democrática y partidista en que se debate ese país bajo la férula de Maduro, investigado por crímenes de lesa humanidad al asesinar manifestantes a su gusto y antojo.

La acción política de Biden en 2015 con el pretexto de implementar la misma “Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica, que es un programa de control y persecución policial, para el que fueron incapaces de establecer dotación de alguna clase que promoviera el acompañamiento de algún desarrollo económico sobre bases operantes de la libre empresa, para los países geopolíticamente de su interés, como lo fue la Iniciativa de la Cuenca del Caribe del expresidentes amigo de Guatemala y republicano Ronald Reagan, vino a caer como anillo al dedo, a la circunstancia de haberse acabado de colocar como “comisionado” de la Cicig nada menos que al ex magistrado auxiliar de la suprema de Colombia Iván Velazquez Gómez. Personaje también ahora motivo de recordar, a quien el puesto sirvió como refugio ofrecido por sus conexos de la Internacional Socialista en Naciones Unidas, ya que entonces se encontraba procesado por delitos graves, tales como sustracción y tráfico de documentos confidenciales de la misma Corte hacia las Farc y perseguido por implantar testigos falsos en el juicio fallido que fabricó –el mismo Velásquez– en contra del padre del ex presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez.

Así pues, es dentro de ese marco de agresión contra Guatemala, con fuerte apoyo en círculos diplomáticos socialistas internacionales conexos al nuevo secretario de la ONU, Antonio Guterres, ex primer ministro de Portugal que legalizó el aborto ya estando en el cargo; habiéndo sido que su campaña política para alcanzarlo, la dedicó a conquistar a un pueblo que aún tenía convicciones “católicas” definiéndose con lloriqueos como anti-abortista. Gala del comportamiento típico del pro-comunista, quien luego queda muy buien instalado en Naciones Unidas, y que aprovecha más recientemente Velásquez desde la “comisión” que es y no es “misión diplomática” como también está visto de acuerdo a sus particulares conveniencias y extralimitaciones, para dar impulso a su venganza por el rechazo a la “reforma constitucional”. Así recurre a una de sus consabidas fabricaciones de juicios estrafalarios, al armar el desgraciado paquete ilegal de antejuicio contra el Presidente de Guatemala, acusándolo con el abierto abuso y desfachatez disfrazada de “doctoral sabiduría” —de un delincuente nato— frente a los medios de comunicación de haberse dedicado a recibir dinero como tesorero del partido donde se postulaba con el lema de “ni corrupto ni ladrón” de parte del crimen organizado. La ilegalidad en esa pútrida intervención pública de Velásquez le salía por todas partes el pasado 25.8.17 ya que Morales nunca fue tesorero del FcnNación, sino secretario general, y el reglamento que privaba en el 2015 no era el invocado ante las cámaras por el colombiano. Además en nuestra legislación el antejuicio protege al funcionario de tal forma que éste únicamente puede suprimírsele siguiéndose procedimiento que está indicado por la ley, sin amenazas ni ínfulas bestiales, y por hechos de los que exista evidencia suficiente y que puedan constituir delito, pero únicamente durante el tiempo del ejercicio del cargo que goza del mismo derecho de antejuicio para el caso, del actual presidente de la república Jimmy Morales, como es conocido. Para el llegan a recurrir a la estupidez de combinar la presentación de un testigo del MP en el caso de “los constructores,” quien el día anterior a su aparición en los medios, jefeando nuevamente un “tribunal de fuero especial” había declarado sobre supuestas donaciones al partido de Fcn-Nación. Diz que provenientes de los mismos contratos públicos. Acción insólita y mediática toda de supuesto “antejuicio” que, sin mayor empacho de parte de la Fiscal General, ésta autoriza a presentar también ilegalmente utilizando un Juzgado de Faltas (de categoría insuficiente para el proceso de antejuicio) que teatralmente lo “elevó” a una reunión fantasma de la Corte Suprema de Justicia. Ésta la “remitió” en dicha calidad sin siquiera leerlo ni preparar un conocimiento formal que resolviera al respecto —únicamente se conoce que dos honorables magistradas de opusieron al “trámite”—remitiéndolo artificiosamente al Congreso de la República donde, aunque la Comisión Pesquisidora incumplió con el mandato legal de dictaminar sobre si la acción conjunta de la Cicig, el MP y la CSJ violó de pies a cabeza la Ley en Materia de Antejuicio que se considera en vigencia (Decreto 85-2002) fue dispuesta por una razón política, la sesión del pleno procedió según la conclusión de la misma: “Se declara sin lugar el antejuicio y por consiguiente sin lugar a formación de causa las diligencias del antejuicio en contra del presidente de la República Jimmy Morales”, dijo tras la votación el diputado Marco Pineda, integrante de la directiva del Congreso.
(Foto de fondo de Rodolfo Reyes Juárez, publicada en el suplemento conjunto Inguat&Banguat “GUATEMALA ABROAD”, 1970)

Por J. Federico Rodríguez-Paúl L.

74 thoughts on “PAQUETE ILEGAL DE ANTEJUICIO FRAGUADO POR CICIG, MP Y CSJ CONTRA EL PRESIDENTE, DETUVO AYER PLENARIA DEL CONGRESO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *