UNIDOS PARA ASALTAR EL PODER (PARTE 2) Roxana Avila #PuntoXPunto

UNIDOS PARA ASALTAR EL PODER (PARTE 2)

Hemos relatado una serie de hechos que evidencian la manipulación de las leyes y la mala interpretación de la jurisprudencia para beneficio del grupo integrado por organizaciones autodenominadas “Sociedad Civil” encabezadas por Helen Mack de la Fundación Myrna Mack, quien además encabeza una institución que recibe fondos del Ministerio de Gobernación, como es la Comisión Nacional para el Seguimiento y Apoyo al Fortalecimiento de la Justicia -CNSFJ.

Esta información -que es de dominio público- indica que existe relación directa entre las asociaciones, fundaciones y grupos no organizados, financiados por organizaciones internacionales, actuando en concordancia con medios de comunicación costeados por estas mismas entidades. Entre ellos se encuentra Nómada y Soy502, este último dirigido por Dina Fernández García, hermana de la actual Magistrada Suplente de la Corte de Constitucionalidad quien fue sancionada con resolución del Tribunal de Honor del Colegio de Abogados por haber incurrido en faltas a la ética, al haber auxiliado como abogada a una empresa, cuyos casos había conocido y resuelto favorablemente cuando fungía como Magistrada Presidenta de la Sala Tercera de la Corte de Apelaciones del Ramo Civil y Mercantil de Guatemala.

En esa época, el Presidente del Tribunal de Honor del CANG era el Lic. Luis Fernando Ruiz Ramírez, actual Presidente del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala quien, por mandato constitucional, integra la Comisión de Postulación. Se le acusa de haber firmado una resolución en contra de María Cristina Fernández García cuando ya no estaba en el cargo. Sin embargo, la defensa del Presidente del CANG indica que la acusación es falsa, dado que la firma de las resoluciones emitidas por el Tribunal de Honor, se hace luego de pasar por un proceso administrativo y tienen que ser firmadas por quién ocupaba el cargo en el momento de ser resueltas, tal como sucede cuando algún funcionario renuncia a un puesto luego de haber realizado nombramientos. El funcionario que ejercía el cargo es quién debe firmar las resoluciones que se hayan emitido durante su período.

Lo interesante del caso es que la señora Helen Mack en su calidad de representante de la Fundación Myrna Mack, tomando como referencia el contenido de una publicación en la revista digital Nómada de fecha 25 de enero de 2018, se apresura a poner la denuncia correspondiente para demandar a Luis Fernando Ruíz Ramírez, Julio Enrique Daugherty Liekens y Claudia Surama Ramos Leal, por los delitos de uso de documentos falsificados y encubrimiento propio. Los dos primeros ya fueron juramentados como integrantes de la Comisión de Postulación para elección de Fiscal General; de allí se deduce el objetivo de la descalificación.

Resulta interesante la forma oficiosa con que actúa la señora Mack que, en un afán orquestado para retirar de la Comisión de Postulación a dos de sus integrantes, hasta se equivoca con las fechas de los documentos. Puede notarse que en el pie de la denuncia, con sello de recibido del 28 de enero de 2018, aparece consignada la fecha del 27 de junio de 2017. Ya son varios los errores de este tipo cometidos por los diligentes abogados de esas organizaciones, seguramente por la urgencia que tienen de frenar la elección de Fiscal General. También es notoria la manera complaciente con que el Ministerio Público le da trámite a estas denuncias. La misma premura con la que son resueltos los amparos en la CC presentados por estas mismas organizaciones.

¿Cuántos guatemaltecos llevamos años sin que nos resuelvan nuestros casos, algunos similares a estos y con evidencias de mucho peso, sin que veamos la misma rapidez que ha inyectado la Fiscal General en los casos que sí le interesan? ¿Cómo dudar que estas actuaciones son producto de una estrategia para lograr fines políticos?

Lo que muchos conciudadanos no conocen son los entretelones de esta tragicomedia que nos está llevando a la confrontación entre hermanos. El TRAFICO DE INFLUENCIAS está a la orden del día entre los grupos de apoyo a la CICIG y el MP. Prueba de ello es la denuncia presentada en contra del actual Director del INACIF en una Fiscalía de la Mujer, a cargo de la Agencia 1 UDT identificada con número M0008-2017-72528, presentada por Graciela Sánchez Pineda, quién fue despedida de manera injustificada por Fanuel García. Esta denuncia fue DESESTIMADA a los pocos días de haberse presentado ¿Cuántas demandas de este tipo han sido desestimadas en tiempo récord? ¿Cuántos ciudadanos guardan prisión o están siendo procesados por denuncias similares y sus casos ni siquiera han sido conocidos por juez competente? ¿Cómo se logra que se desestime una denuncia en una fiscalía de la mujer sin que exista el tráfico de influencias?

Mis investigaciones me han conducido a cuestionar el actuar de la Fiscal y del Comisionado. En un principio les creía de buena fe, pero he ido perdiendo ese entusiasmo al darme cuenta de la ilegalidad con que actúan. Yo también quiero una Guatemala libre de corrupción, también hay evidencia de corrupción en todas las esferas del gobierno, sin embargo, el fin no puede NUNCA justificar los medios. Estamos a tiempo de recapacitar y enderezar el rumbo con la elección de un Fiscal General que actúe con independencia, sin ese mangoneo de los grupos de presión que defienden sus intereses propios. Yo también amo a Guatemala

 

.

Dra. Roxana Avila /11.02.2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *